EXTERNALIZACIÓN DE LA FUNCIÓN COMPLIANCE OFFICER


La necesidad es el fundamento de muchas de las decisiones que tomamos en las organizaciones. También, alimenta las líneas estratégicas y se convierte en muchos casos en la rectora de nuestra tarea diaria.
En estos momentos, son muchas las organizaciones que necesitan implementar un sistema de cumplimiento normativo compliance, que tenga su génesis en la identificación, análisis y gestión de riesgos penales. Los motivos son variados: su cliente principal se lo ha pedido, el mercado internacional se lo está exigiendo, su estrategia de buenas prácticas y responsabilidad social corporativa, la posible responsabilidad penal y civil de la organización y sus directivos, etc.
Sin entrar a valorar comparativamente las ventajas e inconvenientes que suponen una función de compliance officer interna o externa, hoy vamos a resaltar la posibilidad que tiene toda organización de externalizar dicha función y las ventajas que le pueden aportar.
La externalización en general tiene que aportar a la organización ahorro de costes y sobre todo valor, aparte de otras. Es precisamente, en la fase de implantación del sistema compliance donde vemos que tiene mas virtualidad el liderazgo de un compliance officer externo, y donde genera ventajas para la organización. En la mayoría de estas, el conocimiento de los sistemas de cumplimiento es nulo, y el integrar a un experto en la plantilla les puede salir bastante oneroso.
La experiencia y nivel de especialización que aporta un compliance officer externo; su mayor objetividad e independencia; la mayor aceptación en las organizaciones de criterios externos que internos; el secreto profesional, los acuerdos de confidencialidad y el ahorro de costes, hacen que la decisión de contar con estos profesionales en el inicio de la implementación, aporte valor a la organización.
De igual manera, los consejeros y directivos de esas organizaciones pueden contar, desde inicio, con unos profesionales que les aporten una visión del sistema con sus diferentes variables, que identifican, analizan y evalúan los riesgos normativos, que gestionen el canal de denuncias, que auditan el sistema y lo mejoran, y que de manera constante imparten la formación necesaria para poder gestionar las decisiones que tienen que tomar. Así como, la posibilidad de seguimiento en el proceso de certificación de normas, como UNE19601 o ISO37001.
Por último, hay que comentar que nada obliga a las organizaciones a optar por un modelo interno o externo. Si están obligadas a desarrollar en su práctica diaria, una cultura de cumplimiento en todas sus decisiones y procesos, y con ese objetivo somos de la idea que un compliance officer externo puede aportar mucho.

Deja tu comentario

Please enter your name.
Por favor realice el comentario.
Últimos Artículos
Categorías
Calendario
noviembre 2019
L M X J V S D
« Ene    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930