CORPORATE DEFENSE

Tres son los principales objetivos de defensa que ofrece el equipo de TICAM CONSULTING a las empresas:

1. Prevención. Siguiendo las directrices que obliga el artículo 31 bis del Código Penal, la implantación de un efectivo sistema de gestión de riesgos penales y cumplimiento normativo es la mejor defensa para evitar la comisión de delitos y la exoneración de responsabilidad. La profesionalidad en su elaboración y seguimiento es una garantía de éxito.

2. Gestión de las infracciones. Una vez que la empresa tiene conocimiento de la existencia de cualquier irregularidad o ilícito, se debe incoar un expediente interno, que bajo las máximas garantías se investiguen los hechos y en su caso se establezcan los procesos internos necesarios para evitarlos. Es primordial partir de una buena estrategia de investigación, y con el conocimiento adquirido establecer una correcta línea de actuación, valorando las medidas disciplinarias e incluso procesales dado el caso.

3. Asistencia procesal. El artículo 31 bis del Código Penal sitúa a las empresas en varias situaciones: empresas que no han implantado sistema alguno de cumplimiento, que lo han implantado deficientemente, que no lo han implantado totalmente y que lo tienen implantado eficazmente. Todas ellas dado el caso pueden ser objeto de investigación en sede judicial. El equipo de TICAM CONSULTING cuenta con profesionales cualificados para realizar una eficaz defensa de los intereses de la empresa, de los administradores y representantes, haciendo valer el efectivo sistema de gestión de riesgos penales, corporativos y cumplimiento normativo implantado, o en su caso tratar de mitigar las responsabilidades penales de un deficiente o nulo sistema de cumplimiento, desarrollando las acciones correctivas correspondientes. Todo ello motivado por la defensa integral de la empresa y su valor reputacional.